Un hombre falleció en Gualeguay, tras ser víctima de un tiroteo. Se trata del papá de una joven, a quien le robaron el celular e intentó por sus propios medios recuperarlo. Sus órganos fueron donados, por lo cual se montó un operativo especial de ablación.

La víctima falleció este lunes por la madrugada en el hospital San Martín. Había sido baleado en un tiroteo el sábado por la tarde en el barrio Islas Malvinas de Gualeguay. Según se supo, fue porque había querido recuperar el celular robado a su hija y le dispararon en la cabeza en una reyerta.

Los hechos se conocieron a través de un video difundido en las redes sociales. Las imágenes fueron grabadas el sábado por la tarde y por lo sucedido hay dos personas detenidas, uno de ellos Jony Castaño.

Según informaron fuentes policiales a UNO, tras el deceso de la víctima, identificada como Marcelo Sifón, se montó un operativo de ablación de órganos, coordinado por el área de Salud de la Provincia, Cucaier y la Provincia.

Embed

Los hechos

En horas de la tarde del sábado, alrededor de las 18.30, la Policía local recibió el llamado telefónico de un vecino de calle Coronel Hereñú, del barrio Islas Malvinas, quien alertaba que en la intersección con calle Florencio Deris se estaba produciendo una riña entre varias personas con armas de fuego.

Por este motivo, inmediatamente se comisionaron a las unidades policiales del 911 más cercanas, al igual que personal policial de la motorizada y de Investigaciones, hacia dicho lugar, publicó UNO.

Una vez presentes constataron la presencia de muchas personas, todos vecinos de la zona, y una de ellas tirada en el suelo y con una lesión en la parte frontal izquierda de su cabeza.

Se trataba de Marcelo Sifon, de 49 años, quien fue trasladado de urgencia en una ambulancia hacia el nosocomio local. Los médicos lo examinaron y dispusieron que sea derivado a la Unidad de Terapia Intensiva por presentar una herida de arma de fuego con orificio de entrada, y permaneció allí algunas horas en estado reservado.

En base a las averiguaciones practicadas en el lugar, acerca del motivo que originó la pelea, se pudo saber que unas horas antes, unos jóvenes le habían sustraído el celular a una chica.

El padre de la víctima, al enterarse quiénes habían sido los ladrones, concurrió a la casa de los mismos para reclamar la devolución del teléfono.

Al llegar al lugar, el hombre se encontró con unos 10 jóvenes en el domicilio, quienes al verlo llegar efectuaron varios disparos de armas de fuego. Así, uno de los proyectiles impactó en la parte superior de la cabeza del padre de la chica del celular, quien cayó al suelo malherido.

Posteriormente, estos jóvenes al notar la presencia de los uniformados salieron corriendo velozmente en distintas direcciones.

Por esta razón, de inmediato el personal policial de la comisaría primera, Sección Chacras, inició actuaciones y dio intervención al personal del Gabinete Criminalística y al medico de Policía en turno, todo ello bajo instrucciones de la Fiscalía local.

Ayer, se informó aUNO que la víctima del disparo había presentado una descompensación y agravamiento del cuadro producto del balazo en la cabeza, por lo que debió ser trasladado de urgencia hacia el hospital San Martín de Paraná por presentar muerte cerebral. Lamentablemente, en la madrugada de este lunes dejó de existir.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate