Los pasajeros del vuelo 260 de Frontier Airlines, que se dirigía a Florida, Estados Unidos, vivieron un momento de mucha tensión y miedo en plano viaje.

Una de las turbinas del Airbus A320 se destruyó y desmembró en el aire. Gracias a que regresaron rápidamente al Aeropuerto Internacional MacCarran en Las Vegas, nadie sufrió heridas ni lesiones.

Algunos de los que iban a bordo, lograron capturar imágenes del impactante momento en que parte de la cubierta de uno de los motores se desprende poco después de la maniobra de despegue.

La aerolíneas indicó luego en un comunicado que "el motor continuó funcionando con normalidad y el avión, un Airbus A320, aterrizó bien". Además, informaron que decidieron compensar a los pasajeros con el gasto completo del viaje y un cupón extra de 500 dólares.

Fuente: Minuto Uno.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate