Ya superado el incómodo momento del contagio de coronavirus durante su embarazo, Pampitavolvió a sus rutinas y, sobre todo, a una de las que más extrañó durante el año pasado. La conductoradisfrutó de acompañar a sus hijos mayores, Bautista, de 12 años de edad, y Beltrán, de 8, a la puerta del colegio en su primer día de clases.

Ya mudados al barrio de Palermo, sobre la Avenida Figueroa Alcorta al 3700, la modelose acercó hasta el Colegio San Martín de Tours, a cuatro cuadras de su casa, para despedir a los más grandesen su inicio escolar.

Fieles al protocolo sanitario impuesto por el Ministerio de Educación, se vio a los chicosluciendo cubrebocas y respetando la distancia social en la puerta de la institución educativa.

Fuente: El Trece

Comentá y expresate