Una familia de Colonia Avellaneda vivió días para el olvido, luego de que dos de los cinco hijos tuvieran que ser internados en el Hospital San Roque e incluso derivados a Buenos Aires producto de la intoxicación con monóxido de carbono. Afortunadamente, tras su recuperación, serán dados de alta en las próximas horas.

El padre de los niños habló con el Nueve y contó detalles de lo que ocurrió la noche del sábado. "Tenía un bracerito en mi casa porque es fría y no me da para la luz y todo eso. La nenita de 10 años se levantó, salió de bañarse, se sentó al lado del bracerito. Luego de media hora se levantó y se desvaneció", contó.

"Llamamos a la ambulancia y la trajimos desvanecida hasta que llegó al hospital", señaló. Incluso, el padre dijo que otros de sus hijos se descompuso. "Él de un año y medio también cayó, que estaba con ella también en el comedor con el bracero. Los otros chiquitos estaban en la pieza", detalló.

Ante esta situación, todos fueron controlados en el hospital, pero dos de ellos presentaban síntomas de haber inhalado monóxido. Por ello, también fueron derivados al Hospital Naval de Buenos Aires, para ser sometidos a la cámara hiperbárica. De todos modos, el susto ya pasó. "Está todo bien", dijo el papá y adelantó que "por ahora con esto no lo prendo más al bracero, algo voy a hacer".

Comentá y expresate