Un niño fue internado luego de ser picado por un alacrán en Paraná. Tiene 14 años e ingresó al Hospital Materno Infantil San Roque este martes. En el lugar le realizaron los procedimientos médicos de rigor y le aplicaron medicamentos para intervenir el efecto de la toxina. Está internado, pero su cuadro no reviste gravedad.

La picadura del alacrán fue en su brazo derecho. El menor recibió las primeras atenciones en la guardia de pediatría del hospital. Al observar que comenzaba a manifestar los síntomas compatibles con el envenenamiento por la toxina, los profesionales decidieron aplicar antibióticos antiescorpionismo.

El adolescente superó con éxito el cuadro y no necesitó ser internado en la Unidad de Terapia Intensiva, sino que fue alojado en una cama de terapia intermedia. Desde el nosocomio, aseguraron que, si bien en un primer momento se puede acudir a la atención médica de un centro de salud, ante estos casos, es necesario que los niños picados por un alacrán sean tratados en el San Roque.

Ángel Bertonchelo, médico del hospital de niños, indicó que es recomendable que, de ser posible, los padres concurran con el alacrán al nosocomio, para poder determinar "si se trata de los alacranes buenos, o de los malos", publicó La Voz. Además, confirmó que hubo otros dos casos registrados durante este fin de semana, que fueron leves.

El caso tiene lugar luego de la internación de una pequeña de 4 años de Paraná, que estuvo muy complicada de salud. La toxina del veneno le había afectado la actividad de su corazón, que estaba funcionando al 50%, según había explicado su madre, Soraya Berutti. "Sentía que mi hija se moría", manifestó. Afortunadamente, la niña se recupera favorablemente.

Comentá y expresate