Hubo un nuevo ataque de vándalos a la Escuela N° 31 República Oriental del Uruguay de Gualeguaychú, está ubicada en Boulevard Martínez casi Maestra Torrilla. La directora del establecimiento, Marcela Morganti, se mostró preocupada y dolida por el último ingreso que se registró en la noche del lunes.

“En enero, nos rompieron las cañerías de los tanques de agua y las tapas, la semana pasada rompieron todo el alambrado tejido y sacaron cuatro chapas del portón lateral. Estimamos que no ingresaron al edificio porque se encontraron con la alarma. Barretearon una puerta, rompieron también el portero eléctrico cortando los cables", explicó.

"Este lunes cuando llegué estaba todo oscuro, esperé a la ordenanza para entrar y cuando nos acercamos a la puerta de ingreso, vimos todo el desparramo de una cera que nos habían preparado para los pisos rojos, eran como diez litros, desparramados en las paredes blancas, le echaron al disyuntor, estaban las llaves térmicas bajas, sacaron una cajita de arriba contra el techo que es de la alarma, abrieron todas las canillas, rompieron una reja que estábamos armando y la pusieron en distintas partes de la escuela, todo daño. Las huellas que quedaron en la cera parecen de una persona adulta", agregó la docente.

Finalmente, lamentó: "Es mucha la impotencia porque tratamos de mantener la escuela y arreglar todo lo que podemos. El año pasado cumplimos 75 años, somos escuela Nina, a los chicos les encanta quedarse y trabajar en los talleres. Tenemos una matrícula aproximada de 180 alumnos que vienen de distintos puntos de la ciudad porque han ido cambiando de domicilio pero siguen en la escuela y de a poco hemos logrado la participación de las familias. La verdad, lo que están haciendo es un daño grande porque esto es una cadena, nos perjudica a todos", según publicó Radio Máxima. La directora informó también que solo el gasto de reponer la alarma les saldrá unos 7 mil pesos, además de reparar todo lo antes mencionado que destruyeron.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate