El Juzgado Penal Económico de la Provincia de Jujuy ordenó esta mañana la liberación de Milagro Sala, Gladis Díaz, y Mirta Aizama en el marco de la conocida "Megacausa", pero la dirigente social continuará bajo prisión domiciliaria.

Fuentes judiciales explicaron a El Tribuno de Jujuy que sobre la dirigente social pesan dos condenas apeladas; una de ellas causa conocida como "Pibes Villeros" que se encuentra desde el mes de marzo en la Suprema Corte de Justicia y otro en el fuero Federal, que debe resolver la Cámara Federal de Salta por el expediente del 2009, donde fue condenada por atacar al entonces senador y actual gobernador Gerardo Morales.

La dirigente de la Tupac Amaru seguirá a disposición de la Justicia hasta que se resuelva estas dos ultimas causas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate