Amado Siede, juez de Faltas de Paraná, recordó que en la capital entrerriana rige la ley de Tolerancia Cero, por lo cual ningún conductor puede conducir alcoholizado.

"Ni bien se detecta que la persona ha consumido alcohol, sea de cualquier vehículo, se le retiene", sostuvo, y recordó que a quien es sancionado, no puede entregar el vehículo a un acompañante".

Consultado por las sanciones, señaló que además de la quita del vehículo y la inhabilitación del carnet, se dispone una multa de entre 12 mil y 36 mil pesos. "Depende de los antecedentes y la graduación de alcohol", aclaró.

Embed

Comentá y expresate