La ola de calorque afecta gran parte del centro del país y continuará este lunes, con una máxima de 36 grados y alta sensación térmicaen la Ciudad de Buenos Aires y alrededores. Se espera un alivio con lluvias y chaparrones a partir de la tarde del martes, pero recién el jueves se irá el clima agobiante. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió en las últimas horas una advertencia violeta, adicional al alerta naranja que aún rige en la zona, y los usuarios manifestaron su desconcierto en internet.

Según indicaron fuentes del organismo, el nivel violeta implica “mantenerse informado” y advierte que “se esperan fenómenos que pueden presentar inconvenientes o dificultades en el normal desenvolvimiento de la vida social”.

Las palabras “alerta violeta”se volvieron tendencia en Twitter este lunes por la mañana, porque los usuarios no entendían qué era lo que indicaba ese color, ya que habitualmente se usan las alertas amarilla, naranja y roja.

La advertencia del SMN abarca Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, San Luis, San Juan y Santa Fe, todas estas provincias llevan varios días de altas temperaturas.

Embed

Según indicó a Clarín Cindy Fernández,meteoróloga y comunicadora del organismo, “las advertencias sirven para dar una noticia climática que ya está ocurriendo. En este caso por el calor. La alerta, en cambio, es un pronóstico”.

Y agregó: “Las advertencias se emiten cuando hay fenómenos capaces de presentar inconvenientes en las actividades diarias y en el desarrollo de la vida cotidiana. Se dan cuando hay una situación meteorológica que abarca una zona amplia y persisten en el tiempo. Por ejemplo, la reducción de visibilidad (por humo, polvo o ceniza) o persistencia de la alta o baja temperatura”. A su vez, Fernández informó que se puede emitir una advertencia sin que exista necesariamente un alerta.

Ahora bien, consultada sobre por qué se eligió el violeta, la meteoróloga señaló que no pertenece a la gama de colores ya conocidos, sino que “es un único color de advertencia” que se eligió “para que sea distinto a los de las alertas(amarillo, naranja y rojo).

Este lunes, la temperatura máxima alcanzará 36 grados, en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores. Pero no bajará mucho cuando se oculte el sol: se prevé que a las 20 se ubique en 30. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta naranja al haberse cumplido el domingo tres días consecutivos con temperaturas mínimas no inferiores a los 22 grados y máximas que superaron los 32 grados, en esta zona del país.

El color de este alerta, de acuerdo a lo informado por el SMN, “tiene efecto moderado-alto y es muy peligrosa”, especialmente para los grupos de riesgo, como los bebés, los niños menores de cinco años, los mayores de 65 y aquellas personas que presentan enfermedades crónicas (cardíacas, renales, mentales o neurológicas y otras).

Para evitar el golpe de calor, el Ministerio de Salud de la Nación emitió un comunicado en el cual indicó algunas recomendaciones. En su página web, advirtió que en caso de ola de calor, como la que atraviesa la Ciudad de Buenos Aires, el centro y norte del país, es necesario prevenir el agotamiento por calor, que se da por el aumento de la temperatura del cuerpo como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas y humedad o el esfuerzo físico intenso en estos contextos.

Embed

“El agotamiento por calor es un estadio previo al golpe de calor al que hay que reconocer para prevenir una situación más grave y cuyos síntomas son: sudoración excesiva; piel pálida y fresca; sensación de calor sofocante; sed intensa y sequedad en la boca; calambres musculares, agotamiento, cansancio o debilidad; dolores de estómago, inapetencia, náuseas o vómitos; dolor de cabeza, irritabilidad, mareos o desmayo”, indicó el organismo de Salud nacional.

En el caso del golpe de calor propiamente dicho, informó que las manifestaciones corporales para detectarlo son: temperatura del cuerpo 39-40°C o mayor (medida en la axila), piel roja caliente y seca (se agota la transpiración), respiración y frecuencia cardiaca acelerada, dolor palpitante de cabeza, alteración del estado mental y del comportamiento (vértigos, mareos desorientación, delirios, confusión o pérdida de conocimiento) y convulsiones.

Para evitar estos cuadros, la cartera indicó evitar la exposición al solentre las 10 y las 16, quedarse preferentemente a la sombra y permanecer en espacios ventilados. Cuidar la hidratación y la alimentación, consumir agua segura y jugos naturales durante todo el día. Evitar bebidas con cafeína o con alto contenido en azúcar (como las gaseosas corrientes), muy frías o calientes y optar por las comidas frescas y livianas a las pesadas.

A su vez, reducir la actividad física, vestir ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros, y cubrirse la cabeza con un gorro o pañuelo al salir.

En caso de presentar alguno de los síntomas mencionados, llamar inmediatamente a un servicio de emergencia o trasladarse hasta el centro de salud más cercano, permanecer mientras tanto en un lugar fresco y ventilado, enfriar rápidamente el cuerpo mojándolo con agua fría y beber agua.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate