Netflix participó por primera vez del Festival de Cannes en Francia con Okja, su última película. La megaproducción, con un presupuesto de aproximadamente 50 millones de dólares, provocó un escándalo por un error en la proyección, que se cortó y generó un abucheo generalizado en la sala. Estará disponible a partir del 28 de junio.

El logo de la empresa de streaming apareció 3 veces en los créditos del film, motivo que trajo malestar entre los presentes. Luego, y durante más de seis minutos, la película se proyectó en un formato de imagen equivocado, por lo que los personajes aparecían cortados en la pantalla.

El abucheo fue generalizado. Muchos espectadores, que estaban expectantes por admirar la producción de la empresa, comenzaron a especular con una posible "confabulación" en contra de la plataforma. Sin embargo, rápidamente la organización asumió la responsabilidad y dijo que se trataba de cuestiones técnicas.

Tras resolver el inconveniente, el film volvió a emitirse, ya en el formato correcto. "El incidente se debe por completo al equipo técnico del festival, el cual se disculpa profundamente con el director y su equipo, con los productores y con la audiencia", indicaron en comunicado luego de la proyección de la película dirigida por Bong Joon-ho.

La polémica por la participación de la plataforma en el festival es un hecho desde hace bastante tiempo. Los cinéfilos rechazan a Netflix porque sus producciones jamás estarán en las salas de cines. Por este motivo, hay rumores la posible creación de una resolución que prohíba Cannes para las obras que no tengan fecha de estreno en cines franceses.

Mirá el trailer:

[youtube ]

Comentá y expresate