El camarista Eduardo Degano no hizo lugar al pedido de la defensa, en manos del abogado Oscar Bacigalupo, y ratificó la resolución del juez de Garantías, Marío Figueroa, que también había denegado la morigeración de la prisión preventiva.

“Para que el juez deje sin efecto la medida que adoptó debe haber algo que modifique el estado de las cosas”, precisó Martín Núñez, fiscal de la causa. Y agregó: “Si no hay evidencias o pruebas, no hay razón para dejar sin efecto la medida dispuesta”.

Ojeda continuará entonces detenido en la UP3, en el marco de la causa donde se investiga homicidio y mala praxis, luego de que una mujer uruguaya muriera en el marco de una intervención quirúrgica en una clínica clandestina que era propiedad del cirujano.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate