Un nuevo revés judicial para Pablo Hernández se conoció en las últimas horas. El juez Leandro Ríos, que lo dejó preso el 4 de junio en el marco de la investigación por presuntos nexos entre la gestión municipal de Paraná y una banda de narcotrafricantes, le negó las salidas laborales al concejal.

El edil había solicitado, a través de su abogado, Emilio Fouces, acudir a las sesiones del Concejo Deliberante, pese a estar con prisión preventiva en la Unidad Penal N° 1, consignó UNO. En ese marco Hernández pidió cumplir con su rol como funcionario público, por no tener condena firme.

Ríos rechazó el planteo argumentando que el beneficio de salidas laborales corre para personas condenadas, no con prisión preventiva. El concejal espera al respecto de eso mismo, es decir, su encierro temporal, un pronunciamiento de la Cámara de Apelaciones de la Justicia Federal.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate