Comenzó un nuevo juicio contra Juan Diego Escobar Gaviria, expárroco de Lucas González, por "promoción a la corrupción agravada", este miércoles en el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay.

En diálogo con Canal 9 Litoral, Santiago Mendes Tavares, nuevo denunciante de Escobar Gaviria, dijo que sus expectativas son "que se haga justicia".

El joven contó que conoció a Juan Diego en 2014 "por un amigo con el que jugaba al fútbol y me había invitado a ser monaguillo". Allí comenzó su calvario, hasta que decidió romper el silencio y hoy decide hacer pública su verdad para buscar reparación.

Hacer la denuncia "fue difícil", confió. "Pero son cosas que pasamos; hay que poner el pecho y hablar con la verdad", expresó.

Embed

El joven contó con el acompañamiento de Alexis Endrizzi, otra de las víctimas por las que ya fue condenado Escobar Gaviria, quien recordó lo difícil que fue experimentar que parte de la sociedad, apoyaba al sacerdote. "Mucha gente lo apoyaba al cura, muy poca gente estuvo con nosotros desde el primer momento", lamentó.

"A las secuelas no te las olvidás de un día para el otro. Con el apoyo de la familia y haciendo terapia, más o menos lo podés llevar", dijo.

Ambos jóvenes hicieron alusión a los "regalos" o el aparente "buen trato" que mostraba el religioso para poder ganarse su confianza.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate