En la sesión de este martes de la Cámara de Diputados de Entre Ríos se realizó un homenaje a mujeres entrerrianas destacadas por su labor profesional, militancia social, trayectoria artística, entre otras facetas. Fue en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Lo que nadie esperaba fue el peculiar “homenaje” del diputado del Frente Renovador, Daniel Koch, que tomó la palabra para ratificar su negación de la diversidad sexual, con tinte discriminatorio y basándose en argumentos biologicistas.

“Sigo sosteniendo que nunca un hombre podrá ser mujer; aunque nos quieren hacer creer que con cambiarse de nombre o apariencia física pueden llegar a serlo”, dijo el legislador, que en noviembre pasado se vio envuelto en una polémica y fue denunciado ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la xenofobia y el racismo -Inadi- por sus expresiones contra la joven militante trans Keili González, a raíz de la segunda marcha del Orgullo LGTB realizada en noviembre pasado en la capital provincial.

Lautaro González o Keily -cómo le quieran llamar, agregó- tuvo el tupé de encabezar esa marcha, cuando fue el Estado entrerriano -en su momento- quién invirtió en hacerle los pechos, para que en un acto totalmente repudiable, los muestres mientras caminaba encabezando esta marcha”, dijo Koch en esa ocasión -lo que le valió un repudio de la Cámara Baja-, aunque pasado el tiempo y pese a la denuncia en su contra, no parece haber revisado conceptos.

Este martes en el turno de los homenajes, el legislador del Frente Renovador, muy cercano al oficialismo en su actividad legislativa, dijo que en el pasado las mujeres “eran propiedad del hombre, del padre, del abuelo, o eran sometidas por el esposo, logrando a lo largo de la vida casi una dependencia total del hombre” y destacó que con el tiempo “gracias a eso que no sé cómo se llama que tienen las mujeres adentro (sic), fueron ganando espacio en lo político, lo religioso, lo racial” y consideró que “al día de hoy, aunque algunos lo quieran negar, ha superado con creces a los hombres”.

Tras verter esos conceptos, insistió en lo que, según dejó entrever, era su objetivo más allá del homenaje a las mujeres con motivo del 8 de marzo: “Aquí me voy a permitir disentir con algunos, desde lo científico y lo ideológico. Desde lo científico, la célula es inalterable: XX varón, XY mujer -N. de la R.: En realidad la sexualidad se representa de manera inversa a lo planteado por el diputado-, no existiendo en el medio otra alternativa”.

Fuente: AIM

Comentá y expresate