Una nueva apostasía colectiva se llevará adelante este viernes a las 11 frente a la Catedral de Paraná. Se trata del trámite a través del cual ciudadanos deciden darse de baja de los registros bautismales de la Iglesia.

"Algunos lo hacen porque no profesan la fe, porque son ateas o porque no están de acuerdo con cuestiones de la institución, más allá de creer" indicó Luján Pintos, integrante de la red Apostasía Colectiva.

Por otro lado Iván Escobar, también miembro de la organización, remarcó que las apostasías se organizan de manera frecuente, pero ésta tiene un motivo especial: "Es previa al juicio contra Justo Ilarraz, con lo cual nos manifestamos en apoyo a la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos".

Escobar explicó que la apostasía es una forma de protesta, que en sí no tiene efectos económicos directos, aunque sí podría ocasionarlos con el tiempo: "La Iglesia no recibe plata por la cantidad de fieles, sino que por una ley que está vigente desde la última dictadura cívico-militar. Pero sí recibe mucha plata a raíz de que tiene muchos fieles".

Desde Apostasía Colectiva destacaron que, a la carta modelo para presentar -que se puede descargar en su página- se debe llevar fotocopia del DNI. "A veces piden registro de bautismo. Nosotros decimos que esto último no es necesario, porque mucha gente no lo tiene y además fueron bautizados en contra de su voluntad".

Comentá y expresate