El Premio Nobel de Medicina 2019 fue atribuido este lunes a los estadounidenses William Kaelin y Gregg Semenza y al británico Peter Ratcliffe por sus investigaciones sobre la adaptación de las células al aporte variable de oxígeno, lo que permite luchar contra la anemia y el cáncer.

"El Premio Nobel de este año recompensa investigaciones que revelan los mecanismos moleculares producidos en la adaptación de células al aporte variable de oxígeno" en el cuerpo, lo que "abre la vía a prometedoras estrategias para combatir la anemia, el cáncer y muchas otras enfermedades", subrayó la Asamblea Nobel en Estocolmo.

"La importancia fundamental del oxígeno es conocida desde hace siglos, pero el proceso de adaptación de las células a las variaciones del nivel de oxígeno ha sido durante largo tiempo un misterio" explica la Asamblea.

Estos mecanismos están igualmente implicados en los tumores, cuyo crecimiento depende del aporte en oxígeno a la sangre.

Kaelin trabaja el Howard Hughes Medical Institute en Estados Unidos; Semenza dirige el programa de investigación vascular en el John Hopkins Institute de investigación sobre ingeniería celular; Ratcliffe es director de investigación clínica en el Francis Crick Institute de Londres y del Target Discovery Institute de Oxford.

Los premiados recibirán el 10 de diciembre una medalla de oro, un diploma y un cheque de 9 millones de coronas (unos 830.000 euros, unos 910.00 dólares), que se repartirán.

Tras el anuncio de este premio Nobel de Medicina, seguirán el de Física el martes, Química el miércoles, Literatura el jueves y Economía el lunes 14. El viernes 11, en Oslo, será revelado el o los nombres de los laureados al Nobel de la Paz, publicó Ámbito.

Comentá y expresate