La Asociación Antidroga de la República Argentina sugiere realizar controles antidoping a los docentes para detectar el consumo de droga y alcohol. La propuesta generó polémica en diferentes ámbitos. "Es una iniciativa inviable", manifestó la bioquímica y licenciada en Criminalística Patricia Caro, en diálogo con Canal Nueve Litoral.

"Si te ponés a pensar, hay docentes adictos, policía adictos, médicos adictos, conductores de colectivos y de remises adictos. Entonces, si no hay una ley laboral que establezca que la adicción es un limitante para trabajar, no te podés poner a hacer este tipo de controles. Además, no sería posible que una ley dijera eso, porque sería discriminatoria", expresó Caro, quien además posee un Máster en Drogadependencia.

"La adicción es una enfermedad, antes que nada. Entonces, uno no puede limitar el derecho a trabajar de una persona, por el hecho de ser un enfermo. Por otro lado, tiene derecho a la confidencialidad. No podemos públicamente decir que es un docente adicto y publicarlo por todos lados, y mandarlo a tratamiento", sostuvo la especialista.

"Aún así, si se pudiera mantener la confidencialidad y al ver que un docente es adicto, ordenarle el tratamiento y mientras tanto darle la licencia laboral por enfermedad; chocaríamos con otro problema: el tratamiento no puede ser compulsivo en un adicto. El tratamiento es voluntario, según establece la Ley de Salud Mental", aseveró.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate