Los atacantes habrían usado un objeto contundente que no fue encontrado en la escena del crimen.

Por otro lado, llamó la atención a los investigadores que del interior de la vivienda no faltaba ningún elemento de valor, como que así tampoco se observó el desorden habitual que dejan aquellos que buscan bienes, dinero o joyas.

Vale remarcar que este aspecto no lleva a que se descarte que se trate de un crimen en ocasión de robo: quizás los delincuentes podrían haberse visto sorprendidos por el ingreso de la hermana de la víctima, lo que los habría llevado a huir rápidamente y sin llevarse nada. El escape, se presume, habría sido por un muro trasero de escasa altura y que habría sido el mismo lugar por el que entraron.

Dados los tiempos que lleva esta investigación, aún es muy temprano para descartar cualquier hipótesis, por lo que por el momento no habría mayores anuncios oficiales al respecto.

Mientras tanto, con los pocos elementos que se tienen hasta el momento, en toda la ciudad sigue el despliegue policial para tratar de dar con los responsables de este atroz crimen. A la par, se están recabando las filmaciones de todas las cámaras de seguridad posibles en la zona céntrica.

Fuente: Diario Río Uruguay

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate