"Tenemos tres niños internados en pediatría y se evalúa derivarlo a uno de ellos a Paraná. Ingresan con síntomas gastrointestinales" indicó Ascúa en contacto con Telediario. El funcionario detalló además que el principal foco se pondrá sobre los pacientes que lleguen desde Villa Aguiano y El Chañar, los dos barrios, a priori, más comprometidos.

"La situación nos ha conmovido, al Ministerio de Salud lo ha movilizado de manera urgente y se ha definido cuál es el accionar que tenemos que llevar adelante. El municipio tendrá que hacer también un trabajo muy serio y minucioso en cuanto a lo socio ambiental" resaltó Ascúa, el cual participó de la reunión llevada adelante esta mañana de emergencia junto a funcionarios municipales, del Copnaf y de la cartera sanitaria provincial.

Ascúa puso de relieve la conmoción generada por la muerte de las niñas de 10 y 13 años, que habían entrado con un cuadro aparentemente muy fácil de tratar: "Dos de las médicas que atendieron a una de las nenas lloraron durante una hora, sin poder explicarse lo sucedido. El tercer médico que la asistió fue el que estuvo con la otra niña y estaba devastado. El primer caso nos trajo mucha confusión, cómo se descompensó y terminó muriendo en cuestión de una hora y media. El de ayer todavía más, porque la paciente ingresó estable, evolucionó y de golpe dormida levantó temperatura, convulsionó, entró en paro y murió. Es inexplicable y nos desorienta totalmente".

Asimismo el director del nosocomio subrayó que el segundo fallecimiento, y la constatación del parentezco de la víctima con la primera niña muerta -eran primas- hizo que los médicos tuvieran una línea firme sobre la cual establecer una conjetura: "Nos está indicando hacia dónde tenemos que apuntar. Vivían apenas a 100 metros de distancia. Es muy importante el trabajo de Epidemiología para enfocarnos en los puntos marcados por los médicos forenses, que son agentes infecciosos y no descartar un agente toxicológico que pudo haber estado en contacto con esta familia en particular".

"Tenemos que estar alertas, con el equipo médico compenetrado para definir y decidir cuándo el paciente debe ser derivado. Es importante que el papá o mamá que trae a su nene nos diga cómo está, con quién estuvo, qué consumió, para dilucidar si algún indicador nos alarma para derivarlo al hospital San Roque" finalizó Ascúa.

Comentá y expresate