La Selección de Nigeria jugó su último amistoso antes del Mundialy no le fue bien. En Austria, cayó por 1-0 frente a su par de República Checa, que no se clasificó a Rusia.

El único tanto del encuentro lo marcó el checo Toma Kalas, defensor del Fulham. El entrenador alemán Gernot Rhor utilizó el encuentro para probar nuevas variantes y en la segunda etapa realizó cinco modificaciones.

Con este traspié, Nigeria hilvanó su cuarto cotejo sin triunfos (tres derrotas y una igualdad), por lo que no llega de la mejor manera a la Copa del Mundo. Estará en el Grupo D junto con Argentina, Croacia e Islandia.

Fuente: TNT Sports

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate