La Justicia Federal comenzó a pulir los últimos detalles por el inicio del megajuicio por narcotráfico que tiene como uno de los 33 implicados al intendente de Paraná, Sergio Varisco.

El Tribunal Oral Federal emitió en las últimas horas dos resoluciones, una de las cuales tiene que ver con reforzar la seguridad de Luciana Lemos, expareja de Daniel Tavi Celis.

La mujer, que está señalada como colaboradora y asistente en la causa denominada Narcomunicipio ha tenido varias idas y vueltas en la causa en la que llegó a estar en el programa federal de protección de testigos, pero al no resistir estar alejada de sus hijos volvió a la prisión domiciliaria.

Lemos, de 30 años, fue detenida en mayo de 2018 en su casa ubicada en calle Don Segundo Sombra y República de Siria de la ciudad de Paraná cuando recibía un carga de 3,493 kilos de cocaína a manos de Wilber Figueroa Lagos. Durante ese procedimiento se secuestró el famoso cuaderno con anotaciones manuscrita donde figurarían los nombres del intendente Sergio Varisco, la exfuncionaria Griselda Borderia y otros supuestos adquirientes de cocaína.

Lemos dio precisiones en sus declaraciones al juez Leandro Ríos sobre cómo manejaba la organización Daniel Tavi Celis desde la cárcel donde estaba preso cumpliendo condena por un robo en Diamante.

Celis está implicado como jefe en las causas narcoavioneta que es de 2017 y es por el trafico de 317 kilos de marihuana y la narcomunicipio, que data de 2018 y es por la comercialización de cocaína.

Producto del peligro que correría Lemos, el Tribunal Oral Federal ordenó que se refuerce su seguridad, ya que no está viviendo en la ciudad de Paraná. La procesada detalló que ella era quien concurría al municipio a retirar dinero del acuerdo político que habría existido entre Cambiemos y el dirigente del Movimiento Vecinalista del Oeste.

Lemos en sus declaraciones ante el juez Ríos afirmó en su momento sentirse “amenazada” por Celis y aseguró que ese temor se extendía a lo que le pudiera pasar a sus chicos.

En la ampliación de indagatoria en su momento relató: “Hoy me sigue amenazando Celis. Igual con los chicos, que los va a dejar en la calle; las mismas peleas que cuando estaba en pareja. Recuerdo que una vez Celis me puso una pistola en la cabeza en el año 2013 porque me fui de la casa porque se la agarraba conmigo si tenía algún problema afuera”.

El jueves 19 habrá un amplio operativo policial de las tres fuerzas nacionales más la Policía provincial para evitar problemas.

Fuente: UNO

Comentá y expresate