El Gobierno nacional buscará acotar la discrecionalidad de los fondos que envía a las provincias con el fin de resolver el déficit habitacional y, para eso, está confeccionando un proyecto de ley en donde establecerá el uso restrictivo del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi). Ayer, en vías de consensuar una norma, el Gobierno convocó a legisladores nacionales para avanzar en el proyecto.

En un encuentro que comandó el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, el secretario de Vivienda, Iván Kerr, y legisladores nacionales en su gran mayoría de Cambiemos se buscó "consensuar propuestas de política habitacional de cara a la presentación de un proyecto de Ley Nacional de Acceso a la Vivienda para ser debatido en el Congreso".

La voz cantante la llevó Kerr, y por llegisladores estuvieron los senadores Julio César Martínez (UCR La Rioja) y Marta Varela (PRO Ciudad de Buenos Aires); y los diputados nacionales Yanina Gayol (PRO Entre Ríos), Nicolás Massot (PRO Córdoba) y Luciano Laspina (PRO Santa Fe). El único legislador de la oposición que estuvo presente fue el senador Carlos Mauricio Espínola (FpV Corrientes), que es presidente de la comisión de Infraestructura y Vivienda de la Cámara alta.

La intención del proyecto que llevará al recinto el oficialismo y que ayer explicó a varias de sus espadas legislativas, es la de "encorsetar" el uso de los fondos que se transfieren desde la Nación a las provincias vía el Fonavi.

"La idea principal es que estos fondos se utilicen para reducir el déficit habitacional. Como hoy son de libre disponibilidad, en algunos casos las provincias utilizan las partidas para reducir los déficit", explicó una fuente del Ministerio de Interior. Esto seguramente generará una discusión con los gobernadores en el Senado que perderán potestad sobre los fondos.

Además, la ley que impulsará la Casa Rosada buscará establecer niveles "adecuados de calidad urbanística y constructiva; generar mecanismos transparentes de evaluación, seguimiento y auditoría, tanto de las obras como de los listados de postulantes y adjudicatarios de las distintas políticas de vivienda; fortalecer el crédito como herramienta de acceso a soluciones habitacionales e incorporar al sector privado en la generación de oferta habitacional".

Según los últimos relevamientos, en la Argentina hay 12,2 millones de hogares totales y el déficit alcanza a 3,5 millones de viviendas y más del 50% de esta carencia se concentra en Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

Según el Presupuesto aprobado para este año, el Fondo contará con $ 17.000 millones que se integran con recursos provenientes de un porcentaje del Impuesto a los Combustibles líquidos, a los que se le adicionan los provenientes de los recuperos de las inversiones y los propios aportados por las jurisdicciones.

"Nos parece fundamental, para poder luchar contra el déficit habitacional sentar las bases de una Ley que pueda institucionalizar la política de vivienda como política pública a largo plazo", dijo Kerr tras el encuentro, según publica El Cronista.

Comentá y expresate