Cerca de 100 tortugas marinas de una especie en peligro de extinción nacieron recientemente en una playa de Brasil que se encuentra actualmente desierta debido a las restricciones de movilidad decretadas para contener la pandemia de coronavirus, informaron las autoridades locales en un comunicado.

Un total de 97 huevos de tortuga carey eclosionaron hace poco más de una semana en la playa de Janga, situada en el municipio de Paulista, Pernambuco. Los residentes tienen prohibido congregarse en espacios públicos para evitar la propagación de la covid-19, por lo que los únicos que pudieron presenciar en vivo el momento fueron trabajadores gubernamentales.

Las imágenes captadas muestran a las pequeñas criaturas avanzar librementehacia el mar sin la presencia de personas en su camino. Después de nacer, estos animales suelen corren el riesgo de ser atacados por depredadores o molestados por bañistas.

En lo que va del año han nacido un total de 291 tortugas marinas en las costas de Paulista, 87 verdes y 204 carey, según los datos proporcionados por las autoridades locales, que destacaron que el primer contacto de los animales con el agua ha sido posible gracias a un trabajo de monitoreo que vienen realizando especialistas desde el año pasado.

Las tortugas carey están clasificadas como una especie en peligro crítico por la organización World Wildlife Fund (WWF), que señala que su existencia es de vital importancia para los "ecosistemas marinos y ayuda a mantener la salud de los arrecifes de coral y el lecho de algas marinas".

El estado de Pernambuco ha confirmado al menos 68 casos de contagio y cinco muertes por covid-19 en su territorio, según declaraciones del gobernador Paulo Câmara a The Guardian. Asimismo, el funcionario criticó las medidas tomadas por el presidente brasileño Jair Bolsonaro para enfrentar la crisis y sostuvo que "solo el aislamiento" puede ayudar a detener el crecimiento de la curva de infectados, publicó RT.

Comentá y expresate