Ignacio Gómez, el joven de Paraná accidentado en la pileta el día de su cumpleaños el 1° de enero, vuelve a su hogar. Los médicos del hospital San Martín le dieron el alta.Luego de una semana internado, pudo ser operado exitosamente de su grave lesión cervical. Ahora debe continuar con la rehabilitación de sus piernas y brazos.

"Me dieron el alta, así que estoy súper feliz. Quería agradecer a todos. No sé cómo voy a hacer para agradecer a todas las personas que han rezado y de alguna y otra forma me han mimado. Han sido días realmente duros. La Iglesia viva se ha manifestado en estos días", sostuvo el joven, en diálogo con LT14.

"Soy una persona muy inquieta y me sentía muy tranquilo en estos días. Sé que fue por la oración de cada uno de ustedes", acotó. Además, sobre lo que se viene, afirmó: "Me espera una etapa difícil de rehabilitarme, empezar con kinesiología para recuperar la totalidad de la movilidad en el cuerpo". Al respecto, cree que podrá hacerlo en un 100%.

Finalmente, destacó el trabajo de los profesionales del nosocomio. "Quería agradecer a todas las personas que trabajan en el hospital: médicos, enfermeros, cocineros. La atención ha sido realmente increíble y sobre todo humana. Me han cuidado como un hermano y eso a mi me ayudó muchísimo en situaciones que me desesperaba o sentía solo", expresó.

Comentá y expresate