Durante la madrugada de este viernes, trabajadores del camión recolector de residuos lamentaron la mala actitud de un vecino de Concepción del Uruguay. Algún residente de las calles Ing. Henry y Alem, colocó entre su basura grandes trozos de vidrios sin ninguna precaución.

Los trabajadores detallaron: "Mostramos estas fotos para que tomen conciencia de que las personas que corren atrás del camión recolector no son animales. Esta vez nadie se cortó, pero fue suerte", publicó La Pirámide.

Concepción del Uruguay continúa siendo uno de los municipios de Entre Ríos que todavía no tiene ninguna ordenanza que regule la correcta separación e identificación de los residuos, tal como lo impone la Municipalidad de Gualeguaychú y Basavilbaso.

Comentá y expresate