Los pacientes críticos internados en el Gran Hospital Perrando de Resistencia, en Chaco, sufrieron un ataque de desconocidos este miércoles por la tarde. Según informaron las autoridades, una persona ingresó a la sala donde se encuentran los tableros eléctricos, y cerró la llave que suministra energía y habilita el aire comprimido necesario para el funcionamiento de los respiradores, ubicada en el último piso del edificio.

Todavía no lograron dar con el autor del hecho, no se sabe si fue una o más personas. El procurador general de la provincia, Jorge Canteros, confirmó que la denuncia y el caso está a cargo de la Fiscalía N°6 de Roberto Villalba.

“Los respiradores reciben una carga regulada de oxígeno y aire comprimido en proporción. Cualquier falta o recarga de los dos elementos puede causar la muerte de un paciente. Y en ese momento, según me manifestaron la directora Trejo y el co-director Pascual, la posibilidad era que se produzca la muerte de 7 pacientes que estaban conectados en distintas habitaciones a respiradores como consecuencia de esto”, dijo Canteros a Norte.

Pascual confirmó lo sucedido: "Cerraron los conductos que dan aire comprimido". Y aseguró que "podían haberse muerto varios pacientes".

La División Investigaciones Complejas realizó un allanamiento en el hospital y la División Cibercrimen está analizando las cámaras de seguridad, según informó el jefe de los fiscales en diálogo con Ciudad TV.

La causa podría tipificarse bajo el delito de “tentativa de homicidio”, y justificó la carátula alegando que "si esto daba resultado iba a terminar con la vida de los pacientes que estaban con el respirador".

Fuente: Minuto Uno

Comentá y expresate