Murió una beba que había ingresado casi sin signos vitales al Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná. Los médicos hicieron lo posible por recuperar su vida pero no lo lograron.

La niña tenía cinco meses y su melliza fue internada en el nosocomio de la capital entrerriana con un cuadro de neumonía. Según se informó, el cuerpo de la beba será enviado a la Morgue Judicial de Oro Verde.

Comentá y expresate