Magdalena Leguizamón, la mujer a la que le habían amputado la pierna equivocada hace dos semanas en el Nuevo Sanatorio Berazategui, falleció este martes por la noche en la Clínica Ceni de Quilmes donde se encontraba internada. La muerte se produjo tras tras descomponerse y sufrir un paro cardiorrespiratorio.

La jubilada de 66 años tenía la operación programada por un cuadro de diabetes y le cortaron por equivocación la otra extremidad.

Familiares de la víctima confirmaron la lamentable noticia. "Falleció alrededor de las 22.30. Estamos todos muy tristes por la situación", comentó Analía, una de las sobrinas de Leguizamón.

Los restos serán velados "porque era el pedido de Magdalena", consignaron sus parientes.

Por el hecho están imputados por “lesiones culposas” el traumatólogo Gonzalo Cardoza y el cirujano Rafael Marino Rico.

Once denuncias por mala praxis fueron contra la clínica de Berazategui, al tiempo que "existe documentación que acredita que un cirujano es, a su vez, titular de una casa funeraria", había informado la letrada denunciante Paola Stekloff.

Crónica

Comentá y expresate