Falleció el adolescente de 13 años que estaba internado en el Hospital Delicia Concepción Masvernat de Concordia, informaron desde el nosocomio. Los padres habían denunciado que el menor sufría bullying en la escuela.

Ante el fallecimiento, los familiares decidieron donar los órganos y tejidos del menor, por lo cual desde el Cucaier se activó un protocolo de ablación.

El joven estaba internado en grave estado en el nosocomio, luego de dispararse con el arma reglamentaria de su padre. En ese momento, se supo que habría sido accidental, pero luego se conoció por los testimonios de allegados que sería autodeterminación.

Los padres del menor aseguraron que su hijo sufría bullying en la escuela a la que asistía. De hecho, un gran número de padres se hizo presente este miércoles en la Escuela Técnica Nº 1 de Concordia, para reclamar una solución ante los reiterados casos de acosoque padecen sus hijos.

Cabe recordar que el hecho se conoció el lunes, cuando se informó que el adolescente habría tomado el arma del placard, en la vivienda de calle San Juan al 3600, en la zona del barrio La Bianca. Fue entonces que se disparó en el cráneo; según se difundió, lo hizoaparentemente jugando, pero luego fue desmentido por la mamá.

Por este lamentable episodio, el nene fue derivado en primer término a un centro de salud y luego al hospital Masvernat. Incluso, intervino en el suceso el fiscal José Arias, que comenzó a investigar también los testimonios que aseguraban que sufría bullying.

A partir de ahora, la Justicia deberá avanzar en la causa para determinar si el acoso sistemático en la escuela fue un punto determinante para quitarse la vida.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate