Fernanda Ballesteros, la proteccionista que lo tenía a cargo, lo despidió con profundo dolor.

Embed

Comentá y expresate