Un pequeño avión se estrelló poco después de despegar en la ciudad oriental de Goma, en la República Democrática del Congo, matando a 26 personas, incluyendo a los que iban a bordo y personas en tierra, dijeron las autoridades el domingo.

El avión de 19 asientos cayó sobre viviendas en el distrito Mapendo, cerca del aeropuerto de Goma en la provincia de Kivu del Norte. El aparato yacía entre humo y llamas en medio de casas destruidas mientras docenas de hombres apoyaban en los esfuerzos de rescate. El humo se disipó mientras los socorristas sacaban cuerpos en camillas.

El avión Dornier 228-200 era propiedad de la empresa privada Busy Bee y se dirigía a Beni, a unos 350 kilómetros (220 millas) al norte de Goma en la misma provincia.

La cifra provisional de fallecidos era de 26 personas, incluyendo 17 pasajeros, dos miembros de la tripulación y siete residentes en Goma, informó el Ministerio de Transporte. El gobierno manifestó sus condolencias a los familiares de los fallecidos.

La misión de la ONU en el Congo dijo que envió un equipo rescate con dos camiones de bomberos para apoyar a las autoridades.

Los accidentes aéreos son frecuentes en el Congo debido a un mantenimiento deficiente y laxas normas de seguridad aérea. Ninguna de las aerolíneas comerciales del país, incluida Busy Bee, puede volar por el espacio aéreo de la Unión Europea por motivos de seguridad.

El piloto Placide Kambale dijo que tomó un taxi al lugar del accidente para ayudar. Cuando llegó, el avión estaba en llamas.

“Pedí ayuda a otros jóvenes del vecindario, me ayudaron a sacar a los que todavía se estaban moviendo… logramos rescatar a dos personas que fueron enviadas rápidamente al hospital”, relató, publica Infobae.

Comentá y expresate