Los trabajadores municipales de Paraná nucleados en Suoyem decidieron acatar la conciliación obligatoria por 10 días y retoman sus trabajos cotidianos. De esta manera, se restablece el servicio de recolección de residuos y las tareas propias de Obras Sanitarias.

La Municipalidad llegó a un acuerdo con el sindicato, luego dos días con asambleas y retención de servicios con motivo de un reclamo salarial. Ambas partes se comprometieron a retomar el diálogo y este miércoles habrá una reunión que presidirá el intendente Sergio Varisco.

Las negociaciones salariales, que incluyen pases a planta y recategorizaciones, se habían iniciado semanas atrás. Sin embargo, los empleados municipales las declaraciones insuficientes y avanzaron en concretar esta semana la medida de fuerza.

Se espera que este miércoles se vuelvan a encontrar los trabajadores con los funcionarios municipales y pongan sobre la mesa las pretensiones y posibilidades. Desde la Comuna manifestaron que evaluarán los pedidos, aunque indicaron que el aumento salarial se otorgará en la medida que se garanticen las condiciones económicas de las arcas municipales.

Por otra parte, se anticipa que el viernes 9 de noviembre, con motivo de celebrarse el día del trabajador municipal, será asueto administrativo en la Municipalidad, por lo que se restringirán los servicios.

Comentá y expresate