Trabajadores municipales de Paraná realizan desde este lunes asamblea y retención de servicios. La medida de fuerza se debe a un reclamo salarial, aunque desde la Municipalidad indicaron que se trata de una decisión sorpresiva y por ello solicitaron a la Justicia que dicte la conciliación obligatoria.

Las calles de la capital entrerriana amanecieron repleta de residuos, con los contenedores llenos de basura. La medida incluye a recolectores y también personal de Obras Sanitarias Municipal.

Roberto Sabbioni, titular del Centro Integrador de Servicios Ciudadanos, pidió a la población que tenga paciencia y evite sacar bolsas de residuos, debido a que no habrá servicio hasta que se solucione el conflicto. Se espera una reunión entre las partes a partir de las 11.

Desde el Municipio consideran que este reclamo los toma por sorpresa, teniendo en cuenta los avances logrados en la negociación paritaria. Además, destacaron los pases a planta y recategorizaciones en diversas áreas. Apuntan a un problema político, de cara a las elecciones 2019.

Comentá y expresate