Miles de manifestantes, convocados por las iglesias evangélicas, participaron hoy por la tarde en los alrededores del Obelisco de la Concentración Nacional "Salvemos las dos vidas" en rechazo al proyecto de la legalización del aborto , que se votará el miércoles próximo en el Senado.

Aunque todavía no hay cifras oficiales de la convocatoria, los organizadores indicaron que la marcha se extendió desde el Obelisco hasta avenida Independencia.

"Se invita a todos los ciudadanos, independientemente de sus credos, a pronunciarse a favor de las dos vidas", dice el comunicado de la convocatoria, que considera que el aborto no es una "política de salud", sino una "práctica criminal y de tortura a un niño por nacer" que produce "daños irreparables". También establece la postura política de las iglesias evangélica sobre el tema, quienes "no apoyarán a ningún candidato que promueva, adhiera o legalice el aborto en el país".

En medio de pañuelos celestes y cantos religiosos muchas fueron las personas que levantaron sus manos al cielo para orar por los niños "por nacer", la familia y por los senadores a los que pidieron que "iluminen" a la hora de tomar una decisión el próximo miércoles.

Entre los diputados presentes, estuvo el salteño Alfredo Olmedo, que también compartió la idea de que la Cámara alta frenará la propuesta. "No puede haber una ley que sobrepase lo natural. Si soy gobernador de Salta voy a derogar el decreto de autorización del aborto, en el caso que la víctima no preste declaración", indicó.

Según consignó La Nación, a lo largo del evento varias bandas de música se presentaron en el escenario principal, donde también hubo oraciones y cantos religiosos. "Sí a las dos vidas. Educación sexual para prevenir, contención para no abortar y adopción para vivir", fue el lema de la manifestación a la que llegaron decenas de micros con personas provenientes de todo el país.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate