La ministra de Gobierno, Rosario Romero, habló acerca de las tres muertes ocurridas en la Unidad Penal N° 5 de Victoria esta mañana. En diálogo con el Nueve, la funcionaria dio detalles de la investigación que se lleva adelante. "No tiene vinculación con un motín sino con una reyerta interna entre internos", sostuvo.

"A las 6.30 se abrieron las celdas, como todas las mañanas, y un grupo de internos acometió contra otros quienes estaban, muy probablemente, dormidos o recién despertando", precisó Romero. Los sospechosos son oriundos de Paraná y serán derivados a otras unidades penales. Enfrentarán el delito de "homicidio calificado".

En total, fueron siete las personas afectadas. Dos de los cuatro lograron salir con vida del ataque están en muy grave estado y con un pronóstico "muy desfavorable", según explicó al Nueve el director del Hospital San Martín de la capital provincial, Carlos Bantar. El médico dijo que tenían gran parte de su cuerpo comprometido con quemaduras y que "para salvarlos, se necesita un milagro".

¿Cómo fueron los hechos?

"Según el conocimiento que tengo, prendieron fuego un colchón y con eso agredieron a los siete que resultaron afectados", detalló Romero y consideró que "evidentemente, debe haber habido un estado de indefensión". "Me cuesta pensar que no hubieran podido apagar el foco de incendio", sostuvo la funcionaria, al respecto de la hipótesis que las víctimas del ataque estaban dormidas.

Y agregó: "Hay cámaras de seguridad que registraron lo ocurrido. Fue una agresión de unos contra otros, fue una reyerta interna, pero todo es materia de investigación. La investigación apunta a un grupo de internos cuya identidad no voy a dar conocer para no entorpecer el proceso, porque puede haber alguna otra persona responsable".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate