Gerardo Morales este domingo va por su reelección y confía en un triunfo cómodo ante un peronismo partido. Sería también la primera victoria de peso para la alianza Cambiemos, que anuda más de una decena de derrotas en el camino a las presidenciales en las que Mauricio Macri buscará un nuevo mandato.

Al votar, Morales declaró que "es imposible gobernar el país sin un amplio consenso" y se mostró partidario de ampliar Cambiemos a sectores del peronismo no kirchnerista.

"Soy genéticamente frentista", dijo Morales sobre la posibilidad de ampliar la coalición, tras votar en la mesa 581 de la escuela Regimiento 20 de Montaña del barrio Chijra, en las afueras de la capital jujeña.

Lo hará en fórmula nuevamente con Carlos Haquim. El Frente Cambia Jujuy aglutina a 38 partidos, incluidos UCR, PRO, GEN, el partido provincial Líder, además de sectores del justicialismo -desencantados con el PJ local-, del socialismo y del massismo.

En Cambiemos crece su optimismo porque el peronismo llega a la contienda fragmentado en varias opciones.

La oferta más competitiva del PJ, según reproduce Ámbito, es la de Julio Ferreyra por el Frente Justicialista, que tiene el respaldo oficial del partido en la provincia. El kirchnerismo aparece desdibujado con la postulación de Paula Álvarez Carrera bajo Unidad Ciudadana. El senador nacional Guillermo Snopek, por su parte, llega a la elección por el Frente Juntos por Jujuy.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate