Tras la decisión de la Provincia de suspender las clases presenciales en las ciudades y zonas urbanas más pobladas, el titular del Consejo General de Educación -CGE- Martín Müller planteó la importancia de la medida ante la situación epidemiológica.

"La situación es muy compleja y hay que evitar al máximo la circulación", subrayó Müller, en diálogo con el Nueve. Al respecto, pidió a la población un esfuerzo para ayudar a morigerar la cantidad de casos y dar capacidad de respuesta al sistema de salud.

Por otra parte, el funcionario le respondió a los padres que se manifestaron este domingo por la noche frente a la Casa de Gobierno contra el cierre de escuelas por una semana. "Hay un intento de politizar la presencialidad en las escuelas", afirmó.

Del mismo modo, Müller indicó que "ese debate de salvar a las escuelas no beneficia, sino que perjudica". No obstante, valoró: "Damos la bienvenida de que haya más gente preocupada por el futuro de nuestras niñas, niños y adolescentes".

"Estas circunstancias nos obligan a ser optimistas. Apelamos a que estas medidas que toma el Gobierno provincial, que son difíciles porque implican sacrificios, sean acompañadas por la sociedad. Reducir las actividades diarias", expresó.

En esa línea, finalmente, remarcó: "La situación es muy compleja y no hay otra solución que la de evitar al mínimo la circulación en los centros urbanos".

Embed

Comentá y expresate