Comenzaron este lunes nuevas excavaciones en el campo de la Estancia La Candelaria ubicada en la localidad de Crucecitas Séptima, departamento Nogoyá, en búsqueda de los restos de la familia Gill. Familiares, sin embargo, insisten en buscar en un sótano ubicado en el casco de la estancia.

Seis personas desaparecieron en enero de 2002: José Rubén "Mencho" Gill -de 56 años en aquel momento-; su esposa, Margarita Norma Gallegos -de 26-, y sus hijos, María Ofelia -de 12-; Osvaldo José -de 9-; Sofía Margarita -de 6-; y Carlos Daniel-de 2-.

"Yo digo que Mencho está en el sótano de la casa, que estaba al lado del dormitorio donde vivían", sostuvo el hermano, Osvaldo Gill, en diálogo con Canal Nueve Litoral. "El patrón usaba el sótano, después lo tapó y construyó un piso arriba", añadió.

A partir del aporte de un testigo, los nuevos operativos se centran en un pozo de agua y en un arroyo que están dentro del terreno de la estancia. "No sabía que existía este pozo. Yo conozco bien este campo porque trabajé cinco años de hachera, pero no conocía este pozo", indicó la madre de Norma Gallegos, al Nueve.

"Queremos ver qué se consigue acá, pero hay que revisar el sótano del casco de la estancia. No le dieron importancia en su momento, yo me cansé de decirlo", manifestó la mujer. En ese sentido, aseveró que el juez de Instrucción de Nogoyá, Sebastián Gallino, quien estuvo al frente de la causa, "nunca le dio importancia".

"Rompieron en otros lugares pero ahí no buscaron. Nosotros les pedimos que se investigara primero acá, donde ellos vivían, y no afuera", detalló y agregó que "Alfonso Goette seguro tiene algo que ver con la desaparición. Si no sabe él, puede saber la esposa, que está viva".

Comentá y expresate