A mediados de año, la salud de Mirtha Legrand fue motivo de preocupación para todo el ambiente artístico. Incluso el presidente Mauricio Macri estuvo pendiente de la recuperación de la diva, afectada por una obstrucción intestinal.

Finalmente, la conductora regresó a su tradicional programa el 8 de junio, veintisiete días después de pasar por el quirófano. Volvió algo más flaca, con una nueva dieta y la lucidez de siempre, todo gracias al trabajo de los profesionales que velaron por su bienestar.

Dos meses después de aquel regreso digno de los récords Guinness, el paso de Mirtha por el sanatorio Mater Dei vuelve a ser tema de actualidad, pero atravesado por una polémica: el lunes 5, en Intrusos, trascendió que el equipo de médicos que la operó no había cobrado sus honorarios.

La suma en cuestión sería nada menos que 20 mil dólares, una cifra que trasladada a la moneda local ronda el millón de pesos. Ante el rebote mediático que tuvo la versión en distintos portales, la reacción del entorno familiar fue de indignación. Pero fue la propia Mirtha quien se encargó de salir a hablar sobre el tema.

"Fue muy desagradable, no sé de dónde salió esa información, es una infamia. ¿Te imaginás que me operan y yo no le voy a pagar al cirujano? Increíble, no se puede creer una cosa semejante", comentó Mirtha de manera categórica, en diálogo con el periodista Lío Pecoraro.

"Con el doctor hablé ayer y me lo negó totalmente. 'Nosotros jamás dijimos nada', me dijo", agregó la conductora en su comunicación con Pecoraro, panelista del programa Todas las tardes(El Nueve, lunes a viernes a las 16,00 horas).

El mismo martes 6, en Intrusos, se insistió sobre la veracidad de la información, aunque aclararon que la responsable de la abultada deuda no sería Mirtha sino la prepaga que se hace cargo de sus gastos médicos.

Embed

Comentá y expresate