La comparación gruesa ya lo deja muchísimo mejor parado. Pero quizá la mayor fortaleza está en el hilado fino. La pelea latenteentre Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta por el liderazgo opositor lo encuentra hoy claramente al jefe de Gobierno porteño como favorito en la opinión pública. Con una particularidad: es el dirigente que recoge apoyo más transversal, justo lo contrario que el ex presidente. En una nueva encuesta nacional los midieron en ocho grupos distintos y Larreta le ganó 7 a 1.

El estudio al que accedió Clarín es de Real Time Data (RTD), una firma creada el año pasado y que hace mediciones de actualización diaria. La conduce Nicolás Solari, politólogo y ex Poliarquía. Tienen clientes institucionales, algunos de ellos fondos extranjeros. Su último relevamiento online incluyó 866 casos, encuestados entre el 31 de agosto y el 4 de septiembre, con un margen de error de +/- 4%.

El informe del sondeo, de 55 páginas, arranca con un resumen de 10 conclusiones:

1. "Tras cuatro caídas consecutivas, la aprobación de la gestión de Alberto Fernández mostró en septiembre señales de estabilización. La medición concluyó antes que comenzaran los reclamos policiales, por lo que no registró su impacto público".

2. "La imagen del ministro Martín Guzmán, artífice del acuerdo de restructuración de la deuda, subió seis puntos en los últimos 30 días (de 49% a 55%) y es ahora el integrante del gabinete nacional con mejor ponderación".

3. "Uno de cada dos argentinos señala a la economía como su principal problema personal".

4. "Las expectativas económicassiguen deprimidas. Solo uno de cada cuatro encuestados cree que la economía podría normalizarse el año próximo".

5. "Por primera vez desde su instauración, el apoyo a la cuarentena no se redujo en comparación al mes pasado y parece haber logrado un piso".

6. "Junto al incremento en la cantidad de contagios, subió fuerte la percepción de que el problema del coronavirus se está agravandoy que las medidas sanitarias del gobierno nacional son insuficientes".

7. "En este contexto, la foto que trascendió de Alberto Fernández sin barbijo junto a Hugo Moyano y otros invitados en la residencia oficial fue mal recibida por 3 de cada 4 argentinos.

8. "Entre un grupo de 12 instituciones, el Poder Judicial obtuvo la peor evaluación. El 86% de los entrevistados dijo que la Justicia funciona mal o muy mal".

9. "De todos modos, la reforma judicial propuesta por el oficialismo recoge más rechazos(47%) que apoyos (38%)".

10. "Horacio Rodríguez Larreta se mantiene como el dirigente mejor evaluado del país".

Los números gruesos

RTD hace una evaluación de 19 dirigentes políticos, desde Alberto Fernández hasta José Luis Espert, pasando por gobernadores e incluso el sindicalista Hugo Moyano. En esa tabla general, se ve la primera gran diferencia entre Larreta y Macri. El jefe de Gobierno queda 1° y el ex presidente, 17°.

Larreta combina 67% de imagen positiva (20 "muy buena" y 47 "buena") con 31% de negativa (14 "mala" y 17 "muy mala"). Termina con un diferencial a favor de 36 puntos. El podio lo comparte con el Presidente (+ 54% y - 45%) y Roberto Lavagna (+ 53% y - 40%).

Macri, en cambio, tiene su valoración casi exactamente al revés que su ex jefe de Gabinete: 31% de positiva (9 "muy buena" y 22 "buena") y 69 de negativa (23 de "mala" y 46 de "muy mala"), con diferencial en contra de 38 puntos. En su caso, en el fondo del ranking lo acompañan Espert (+ 30% y - 57%) y Moyano (+ 18% y - 81%).

Los números finos

En otra parte del estudio, la consultora analiza la imagen positiva de los principales referentes oficialistas y opositores, según la afinidad políticade los encuestados. Los divide en ocho grupos: macristas, radicales, peronistas, kirchneristas, de izquierda, libertarios, otra identificación política y sin identificación política.

En ese mapeo cualitativo, el ex presidente sólo tiene mejor valoración positiva que Larreta entre los que se autodenominan "macristas": le gana 95 a 91. En el resto de los duelos, prevalece el jefe de Gobierno.

- Entre los radicales, 92 a 60.

- Entre los peronistas, 67 a 0.

- Entre los kirchneristas, 32 a 0.

- Entre los de izquierda, 21 a 0.

- Entre los libertarios, 75 a 36.

- Entre los que tiene otra identificación política, 64 a 25.

- Y entre los que no tienen identificación política, 73 a 22.

En la comparación, impresiona el impacto de la grieta, sobre todo en los números de Macri. Tiene 95% de imagen positiva entre los votantes del PRO, pero 0% entre los peronistas, los K y los de izquierda.

Su contracaraes Cristina Kirchner, que combina 96% de positiva entre los kirchneristas y 0% entre los macristas y libertarios. Pero aun en ese escenario híper polarizado, el balance general de la ex mandataria es mejor que el de Macri: + 38% y - 62% de imagen general, con balance negativo de 24 puntos, lo que la deja 11° en el ranking.

Larreta, en cambio, está por ahora en una situación envidiable, con mucho apoyo del electorado propio (PRO y UCR) y números más que aceptables en el resto. Habrá que ver cómo pega sobre todo en estos últimos sectores la pelea con el Gobierno nacional y el provincial. ¿Lo seguirán queriendo los K y los peronistas, ahora que es el enemigo elegido por Cristina, Alberto F. y Kicillof?

En cuanto a la contraparte K del jefe de Gobierno, en transversalidad, el mejor es (como adelantó Clarín), Sergio Berni. Con una imagen general de + 41% y - 52% (9° en la tabla), el ministro de Seguridad bonarense tiene 25% de ponderación a favor entre los macristas y 33% entre los radicales.

Fuente: Clarín

Comentá y expresate