Kilos de plástico desembocan diariamente en el río Paraná, a través de sus afluentes. La contaminación generada por ese producto en contacto con el agua genera un grave perjuicio no solo para la naturaleza, sino que además para la sociedad, poniendo en peligro el abastecimiento de un recurso natural indispensable para la vida.

Martín Blettler es jefe de un equipo de investigación del Conicet en la Universidad Nacional del Litoral -UNL-. El experto calcula que, en la playa del Thompson de Paraná, hay unas 35 mil partículas de plástico por metro cuadrado, siendo uno de los lugares más contaminados de la región.

Por tal motivo se encarará próximamente un trabajo para sanear las cuencas de arroyos. Dicho proyecto comenzará por la capital provincial.

Mirá el informe completo.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate