Michelle Williams dio el discurso más político y feminista de la ceremonia de los Golden Globes, cuando subió al escenario a recibir el premio a mejor actriz de miniserie por su papel en Fosse/Verdon.

La actriz le habló directamente a las mujeres: destacó la importancia del derecho a decidir cuándo y en qué condiciones ser madres y pidió que se vote pensando en sus propios intereses "como vienen haciendo los hombres hace mucho tiempo".

Embarazada, la actriz aseguró: "Estoy agradecida por el reconocimiento de las decisiones que he tomado y también por vivir en un momento en nuestra sociedad donde existe la libertad de elección. Porque como mujeres y chicas hay cosas que les pueden ocurrir a nuestros cuerpos que no son nuestra elección".

La frase provocó los aplausos de sus colegas. Y ella continuó: "No habría sido capaz de hacerlo sin emplear el derecho de las mujeres a elegir. A elegir cuándo tener a mis hijos y con quién tenerlos cuando me he sentido apoyada y capaz de encontrar el equilibro. Sabiendo, como todas las madres saben, que la balanza siempre debe inclinarse, y se inclinará, hacia nuestros hijos".

Embed

Comentá y expresate