Una vez más la política mexicana quedó envuelta en un capítulo trágico, que abrirá interrogantes y sospechas de un crimen político. Nada menos que el líder de los senadores del PAN, Rafael Moreno Valle y su esposa, la flamante gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, fallecieron en esta nochebuena al caer el helicóptero que los transportaba.

La noticia fue confirmada por el propio presidente Andrés Manuel López Obrador: "Estoy recibiendo información de un accidente en Puebla por desplome de un helicóptero. Por confirmar que iban la gobernadora Martha Erika Alonso y el ex gobernador Rafael Moreno Valle. He ordenado a todo el gobierno actuar de inmediato".

En la aeronave también viajaban los capitanes Roberto Coppe Obregón y Marco Antonio Tavera Romero; así como Héctor Baltazar Mendoza, asesor de Moreno Valle. Todos murieron.

Teniendo en cuenta la historia reciente de México, la caída de la aeronave levantó de inmediato sospechas de un crimen político, que el gobierno se apresuró a descartar. La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, encabezó una conferencia de prensa para dar la visión del gobierno sobre lo ocurrido. La acompañaban el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo; el secretario de Transporte, Javier Jiménez Espriú y encargado de la PGR, Alejandro Getz Manero.

De inmediato las autoridades descartaron que haya sido un atentado y según afirmó el propio Durazo, el helicóptero tuvo una falla técnica. El matrimonio se dirigía desde puebla a un medio de comunicación ubicado en la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México y se precipitó a las 14:50.

No se trata de un accidente más. Moreno Valle fue y era un presidenciable y su mujer acababa de sucederlo en la gobernación de Puebla después de una dura batalla política con la administración de López Obrador, que se negaba a reconocer su triunfo en las elecciones. La gestión del panista Moreno Valle en Puebla fue reconocida hasta por sus adversarios y ubicó a ese estado entre los más dinámicos de México.

"No podemos especular que se trate de otra cosa que lo que es hoy una falla", afirmó Jiménez Espriú. Por su parte Durazo reveló que el presidente López Obrador pidió investigar a fondo lo ocurrido.

Olga Cordero explicó que ahora la entidad quedará a cargo del secretario General, Jesús Rodríguez Almeida y luego el Congreso local designará un gobernador interino que deberá convocar a elecciones, en un plazo de tres a cinco meses.

El vocero de la gobernación, Max Cortazar Lara, exigió en una conferencia de prensa una profunda investigación para determinar lo ocurrido.

En el Partido Acción Nacional (PAN), su presidente y la asamblea de Gobernadores publicaron mensajes en los que manifestaron su dolor por la pérdida. Pero resultó llamativo el mensaje del ex presidente Felipe Calderón, también perteneciente al APN, en el que pareció apresurarse a calificar lo ocurrido como un accidente.

La referencia de Calderón es a quien fuera su mano derecha y secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, que murió en un misterioso "avionazo" al estrellarse la nave que los trasladaba en plena zona urbana a metros de la avenida Reforma.

(LPO)

Comentá y expresate