Pese a ello, sí hizo uso de la palabra Emilio Fouces, abogado de Hugo Marsó -exministro de Turismo- y de Gerardo Caruso, el empresario que instaló el parador playero en Mar del Plata en 2015. La tesis acusatoria de la Fiscalía es que fue usado para promover la candidatura de Urribarri como presidente.

Sin embargo, le letrado explicó que no era ese su fin, sino que el de promocionar las bondades de la provincia en materia turística. Fouces habló, en ese sentido, de una "interpretación antojadiza y forzada" de parte de quienes llevan adelante el caso y negó rotundamente que el parador haya tenido fines proselitistas: "El parador no era para promover la candidatura de Urribarri porque nunca fue precandidato. Sí instaló a Entre Ríos como destino turístico y lo logró con creces".

Embed

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

¿Creés que el congelamiento de precios ayudará a controlar la inflación?

Las Más Leídas