La novena jornada del juicio oral y público en el marco de las causas Narcoavioneta y Narcomunicipio estuvo nuevamente marcada por los testimonios que dieron cuenta de los distintos operativos que la Policía Federal Argentina (PFA) realizó en domicilios de los imputados. El dato saliente fue la presencia de un funcionario que participó del allanamiento en la casa de Luciana Lemos, donde se encontraron más de tres kilos de cocaína y el cuaderno con anotaciones que involucró a dirigentes de la política local.

Se trata del cabo Jorge Cornejo, quien actualmente se desempeña como custodio en la Justicia Federal y que en ese momento, cuando trabajaba en otra área de la fuerza, participó como "buscador" en el allanamiento.

El integrante de la PFA relató detalles de lo sucedido durante esa tarde noche en el barrio La Floresta de Paraná, en la vivienda de la expareja de Daniel "Tavi" Celis. De acuerdo al testimonio del cabo, se trataba de una vivienda grande, con un local, un patio y algunas habitaciones. Los elementos secuestrados se hallaban arriba de la mesa de una especie de quincho, en el mismo sitio donde se encontraban Lemos y otras tres personas.

Cuando se lo consultó al respecto, Cornejo señaló que no fue él quien halló los elementos de interés para la causa, los cuales ya se encontraban sobre la mesa cuando los pudo observar. Según indicó, eran dos los "buscadores", aunque no pudo precisar quién era la otra persona que trabajó esa tarde noche.

Cornejo, cuya firma en el acta de allanamiento fue reconocida por él mismo, no recordó la llegada a la vivienda del juez Leandro Ríos ni del secretario judicial Juan Chaulet, cuya presencia a las 22.10 horas de ese día quedó plasmada en el acta.

Al testigo se le exhibió el cuaderno de Lemos dónde figuran presuntas maniobras de compra y venta de estupefacientes, y en el cual figuran los nombres "Bordeira", "Hernández", "Varisco" y "Gainza". Según indicó tras algunas consultas, él no fue el encargado de supervisar su contenido. La prueba, como ya había señalado, estaba sobre la misma mesa que el estupefaciente y el dinero secuestrado.

Cabe destacar que las defensas del intendente Sergio Varisco, de la exfuncionaria municipal Griselda Bordeira y del concejal Pablo Hernández buscan desacreditar el testimonio de Lemos, cuyas contradicciones advirtieron oportunamente, como así también el contenido del cuaderno dónde aparecen los tres imputados y el sobreseído concejal Emanuel Gainza.

Las preguntas de los abogados Rubén Pagliotto y Milagros Serra Cullen buscaron en ese sentido apuntar a los claroscuros del allanamiento y la calidad de la prueba recolectada.

En la audiencia de este martes hubo además otros cuatro testimonios: el del inspector Juan Gilabert y el sargento Luis Correa, ambos de la PFA, y el de los civiles José Ignacio Meli y Orlando Lescano, quienes actuaron como testigos en diversos allanamientos.

Comentá y expresate