Los detalles de diferentes allanamientos realizados en el marco de las causas Narcoavioneta y Narcomunicipio fueron el dato saliente de la octava jornada del juicio. Tres civiles que fueron convocados como testigos de esas instancias, algunas con resultados positivos, brindaron precisiones y sus puntos de vista al respecto.

Ramón Rodríguez y Luciano Romero presenciaron el allanamiento en el domicilio de Miguel "Cebolla" Leguizamón, donde se secuestraron celulares, armas, marihuana y cocaína. Ambos testigos contaron que les llamó la atención la cantidad de teléfonos que había en el domicilio y cómo se desarrollaron los allanamientos.

Otro civil que prestó declaración fue Antonio Monzón, quien participó del allanamiento en la casa de Patricio Larrosa, uno de los 33 imputados.

Por último, dos miembros de la Policía Federal Argentina (PFA, uno en todavía en funciones y otro suspendido) se refirieron a los operativos en los cuales formaron parte. Se trata respectivamente de Enrique Pepe y Diego Amaya.

El oficial inspector Pepe fue parte de varios operativos enmarcados en las causas que se investigan: en un campo de los hermanos Ghibaudo, en una imprenta que realizó trabajos para los Celis, en la oficina de Griselda Bordeira y en el despacho del intendente Sergio Varisco, donde según precisó fue secuestrado un celular.

Este martes a partir de las 10 horas continuará el juicio con la presencia prevista de tres testigos.

Comentá y expresate