El periodista especializado en economía, Maximiliano Montenegro, consideró en Ahora Noticias que “hay una brecha cambiaria de 150%, que es insostenible en el tiempo". Destacó además que se aguardan nuevas medidas económicas y que la incertidumbre no solo se genera por la corrida cambiaria, sino también por la falta del aval político hacia el trabajo de la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis.

“El gobierno pasó otra semana sin definir cuál va a ser el rumbo económico, cuál va a ser la política económica y qué apoyo político va a tener esa política económica. En todas las medidas que se anunciaron esta semana que fueron completamente marginales con el tema del dólar turista para extranjeros. Son cosas que generaron todavía más incertidumbre”, sostuvo.

La discusión de fondo, consideró, es “si va a haber efectivamente un plan de estabilización o no”. Y recordó que el dólar blue superó los 330 pesos, el dólar en la calle cerró a 338 o 340 pesos, y el dólar oficial en 130 pesos. “El Banco Central no tiene dólares en la reserva”, advirtió.

Analizó, además, que genera una falta de incentivo “muy grande para los exportadores que traen los dólares al país lo vendan a ese tipo de cambio oficial”. “Eso se agrava con esa brecha que se ha ampliado fuertemente en una corrida cambiaria, que empezó a principios de junio con la venta de títulos en pesos corriendo al dólar y se agravó con el cierre de pago de importaciones. Con Martín Guzmán cerraron el pago de importaciones del Banco Central y eso detonó una corrida de los precios de la economía, que tienen muchos insumos importados y que no tuvieron precios de referencia”, remarcó el periodista.

Maxi Montenegro en Ahora Central - Dólar imparable

Y advirtió: “Estamos ya en otro tipo de corrida, que es la corrida que se genera después de la renuncia de Martín Guzmán y que se agrava ante la idea de cuándo la ministra de Economía, Silvina Batakis, anuncia plan de ajuste fiscal y monetario para tratar de encaminar las cuentas con el Fondo Monetario Internacional”.

“Estas dos semanas se la ha pasado de reunión en reunión, pero sin un apoyo político fuerte de Cristina Fernández de Kirchner ni de la coalición de gobierno – continuó–. Entonces, hay muchísimas dudas de cómo hará el Gobierno para tratar de achicar la cantidad de pesos que hay dando vuelta en esta economía y ahí está la pata principal de cómo va a hacer para contener el déficit fiscal”.

El viernes Batakis mantuvo una reunión con el presidente del Banco Central y el Presidente de la Nación para definir una serie de medidas “que probablemente anuncie al final de este fin de semana o el lunes a primera hora”.

Montenegro dijo que “la medida que vienen discutiendo hace rato es cómo hacer para que el productor de soja venda la soja, lo que queda en silobolsas, que se calcula que hay retenidas 9 o 10 millones de toneladas por encima de lo que es normal en esta época”.

“Que lo vendan al exportador, a las empresas cerealeras, a fabricantes de aceite y harina que exportan, para que las cerealeras puedan vender esos granos en el exterior y traer una oferta mayor de dólares al Banco Central”, agregó.

Para Montenegro, “esa dinámica es muy difícil de destrabar” porque aún no hay un plan integral que incluya la pata fiscal y monetaria, “que no incluya solo el ajuste fiscal, sino también una suba de la tasa para aquel que tiene pesos en el sistema financiero y que no esté perdiendo frente al dólar, frente a la inflación, frente a la suba incluso del tipo de cambio oficial”.

“Y también dar cierta certidumbre de cómo seguir hacia adelante. Si no, lo que está ocurriendo en esta economía es que nadie larga los stocks, ya sean poroto de soja, electrodomésticos o autos en las concesionarias. Nadie quiere vender a un precio que considera que puede ser mucho más elevado en el futuro”, destacó.

Es que “hoy el principal precio, el del dólar oficial, ha quedado atrasado y obviamente los dólares libres en 330 pesos marcan una expectativa de devaluación que hay por delante”.

Para Montenegro el país “va a otro piso inflacionario, no solamente por la inflación de julio –para la que se prevé un 7 u 8 por ciento–, sino también por el arrastre que hay para para agosto”. “Esta semana se ha visto mucha remarcación en precios de alimentos, y las alimenticias le alertan al Gobierno que subieron mucho los insumos que se usan para la fabricación y esto no fue trasladado a los precios de los alimentos”, describió.

Entonces, “eso marca una dinámica inflacionaria que hoy tiene un piso para este año del orden del 90 por ciento, pero que puede ser mayor si esto termina en una devaluación desordenada, es decir, si ese dólar a 130 pesos en algún momento termina liberándose con un salto y eso genera un impulso de la inflación”.

“Es el gran riesgo, sobre todo porque el FMI habitualmente no admite brechas cambiarias tan grandes como la que está teniendo hoy la Argentina”, agregó. “Vamos a ver qué pasa con lo que tienen que definir en términos de medidas”, indicó.

El 29 de julio, “vencen 500.000 millones de pesos de bonos”. “La mitad está en manos de inversores privados, y si no hay certidumbre de que le ponen un techo a la brecha cambiaria, probablemente le pidan los pesos al tesoro antes, con emisión del Banco Central, y sigan corriendo hacia el dólar. Entonces es urgente que el gobierno defina cuál es el plan económico integral que tiene para anunciar”, expresó.

“También es muy importante el apoyo político. Eso no está todavía presente, seguimos con el problema que teníamos con Martín Guzmán. Ha asumido una nueva ministra de Economía que trató de encarar y ordenar un poco las cosas, pero no ha recibido un aval político fundamentalmente de la vicepresidenta”, opinó Montenegro.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

52.26% Si, estoy de acuerdo
47.74% No estoy de acuerdo
Total 6363 votos

Las Más Leídas