Alejandro Mioletto fue condenado este jueves a la pena de 21 años de prisión por el homicidio en ocasión de robo del artista callejero Santiago Moscatelli. La pena comprende una condicional de tres años que ya tenía Mioletto.

El Tribunal, integrado por Alejandro Canepa, Carolina Castagno y Gustavo Pimentel, leyeron este jueves el adelanto de sentencia. En los alegatos del juicio la querella, representada por los doctores Boris Cohen y Pablo Minetti entendieron que hubo un homicidio calificado y pidieron prisión perpetua. En tanto, la Fiscalía había solicitado 20 años de cárcel, publicó UNO.

En la investigación, Alejandro Mioletto había reconocido ser el autor del homicidio del malabarista y artista callejero, por lo que fue tenida en cuenta esta situación por el defensor oficial Sebastián Lescano, quién reclamó la pena de 10 años de prisión efectiva. También hubo intentos de juicio abreviado con una pena de 14 años, y en el arranque de la causa se mencionaba la posibilidad de un homicidio simple con una sentencia de ocho años.

Santiago Moscatelli tenía 20 años y era oriundo de Buenos Aires. Fue asesinado por severos golpes en la cabeza. El hecho ocurrió el 21 de enero cuando Moscatelli estaba durmiendo en la puerta del lugar donde antes funcionaba la escuela Tabaré, en avenida De las Américas al kilómetro 5,5. Mioletto lo golpeó con un hierro y luego le robó sus pertenencias: una mochila con pelotitas y la ropa, reconstruyó UNO.

El forense que realizó la autopsia, Luis Molteni, declaró en la segunda jornada del juicio. Refirió que observó en el cráneo de la víctima heridas longitudinales, y que la mecánica de la agresión no se puede determinar, pero sí cree que hubo un primer golpe en la zona frontal derecha y entre tres y cinco más en la nuca y oído, con pérdida de sustancia.

¿Qué dijo Mioletto en el juicio?

"Habíamos discutido los días anteriores. Lo veo descansando, me acerco para sacarle la mochila y él se despierta. Empezamos a forcejear y... Nada, agarré lo que tenía más cercano y le pegué un golpe, dos, no me acuerdo, porque terminó así. Me fui, porque quedó tirado. Después se me pasó la borrachera y el estado efusivo que tenía, volví para ver si el pibe estaba bien pero ya era tarde".

Eso es lo que tengo para declarar. Me siento arrepentido por lo que cometí. Sé que con una disculpa los papás de él no van a recuperar lo perdido, pero les pido disculpas. No fue mi intención matarlo, por algo me hice cargo y para pagar lo que cometí. No tengo más nada para decir".

Comentá y expresate