Una vez más, Mateo Messi no pasó inadvertido. En la gala de este lunes, en el que su papá recibió su sexto Balón de Oro, el hijo del medio de la familia del jugador rosarino festejó la consagración de su padre y hasta le mordió la oreja al hermano mayor, Thiago.

Comentá y expresate