Adhara Pérez oriunda de Tláhuac, México tiene ocho años y es una de las personas más inteligentes del mundo: su coeficiente intelectual le otorgó 162 puntos, dos más que Albert Einstein y Stephen Hawking, las mentes más brillantes que habitaron la Tierra.

La pequeña cursa dos carreras universitarias y a los tres años fue diagnosticada de Asperger, un trastorno neurobiológico vinculado al autismo que afecta la capacidad de socializar y comunicarse correctamente. "No entiende el doble sentido", describió su mamá Nallely Sánchez al referirse a los problemas que tuvo su hija en el mundo escolar.

"Sí, quiere tener amigos pero no sabe cómo. Quienes padecen esta condición, podrían estar todo el día hablando sobre que le gustan los dinosaurios. En el caso de Adhara, su mundo es el espacio", señaló en diálogo con Infobae.

La madre de Adhara, que es licenciada en psicología, la llevó al Centro de Atención al Talento (Cedat) por recomendación de una psiquiatra, y fue entonces donde tras varios estudios realizados, los expertos confirmaron que la niña es superdotada.

La niña terminó el colegio primario a los cinco años, la secundaria a los seis y medio y un bachillerato adicional a los ocho. Por eso, ya está cursando las carreras de Ingeniería Industrial en Matemática e Ingeniería en Sistemas.

Su sueño es entrar a la Universidad de Arizona para estudiar astrofísica para convertirse en astronauta. Para esto, estudia inglés en un instituto con motivo de poder ampliar su vocabulario, publicó Rosario 3.

Comentá y expresate